¿Qué debemos tener en cuenta antes de un corte de pelo o cambio de look?

 

 

    El cabello muy corto favorece a todas las mujeres con cara estrecha.

En estos estilos, los ojos adquieren gran relevancia, siendo los grandes protagonistas de la cara.

    Quizás un corte tan radical no sea tu objetivo, no es un problema ya que el abanico de posibilidades dentro de los cabellos cortos, es infinito.

    Puedes atreverte a un corte con algo más de longitud, estilo “Bob” que se lleva tanto esta temporada, ofrece distintas medidas, en su versión más corta resulta perfecto para realizar el cambio, ya que da sensación de melena, aunque la nuca esta súper corta.

    El flequillo puede ser muy corto o un largo mechón sobre la frente, cualquiera de los casos resultara actual y favorecedor.

 

¡Anímate al cambio!

Cuidados recomendados para mantener un cabello tratado con mechas o color.

Empieza a mimar un poco más tu melena con un tratamiento de choque, queratina, reconstrucción molecular o re-generante.

En casa utiliza champús reparador y protector, y después de cada lavado utiliza acondicionador.

El acondicionador es para el cabello como la crema hidratante para el cutis y es el producto que más contribuye a que brille porque alisa la cutícula.


Para proteger un cabello teñido o con mechas de los efectos del sol y del cloro, utiliza spray o aceites con protector solar (productos a disposición en el salón). Permiten llevarlo suelto y natural.

 

Si prefieres el "look efecto mojado", también puedes hacerlo aplicándote una mascarilla capilar suavizante a modo de gel fijador, o bien embadurnarte el pelo de aceite solar, que aguantan bien los baños de agua.


Al final de la jornada, lávate el cabello con champú suave y en vez de crema suavizante, date mascarilla nutritiva.

Color, Mechas, Contrastes, Iluminación, Corte, Cabello
Trabajo técnico: Color + Contrastes.

Protege tu cabello del sol, el mar y el cloro.

En verano, el sol, el calor, la sal el mar, el cloro, etc. producen daños en  nuestro cabello y lo dejan seco, estropeado y sin brillo.

 

 Curiosamente en esta época cuidamos más nuestra piel que el cabello y sin  embargo, el pelo tiene menos poder de regeneración que la piel.

 

El sol deshidrata, lo vuelve poroso, quebradizo, sin brillo, sin suavidad. Si además lo llevas teñido todos estos síntomas se aceleran y se produce un envejecimiento y debilitamiento del mismo.

 

La sal lo reseca, además, debido al sol se crea un efecto lupa que puede deshidratarlo por completo.

 

El cloro del agua de la piscina daña los pigmentos de tu cabello y altera su color.

 

El cuero cabelludo también sufre y debes tener un especial cuidado para evitar que se queme y se reseque, lo que produce perdida de elasticidad y envejecimiento prematuro.

 

Emplea productos con filtro UV, matices te recomienda la línea solar Sunrice con aceite de argán.

Kit Solar.
Kit Solar.